domingo, 18 de septiembre de 2016

DISLEXIA


A veces, cuando un niño o niña al que se le han inculcado buenos hábitos de lectura desde que era un bebé, le encantan los libros, las bibliotecas, las librerías y aún así rechaza la lectura, deberíamos plantearnos si presenta un problema de lecto-escritura como la dislexia.

La dislexia es una dificultad para distinguir las letras y el orden de las mismas, afecta a la lectura y a la escritura, detectada a tiempo puede superarse, de lo contrario conlleva falta de autoestima, dificultad para seguir el ritmo de los compañeros de clase, negación a la lectura.

Confundir derecha e izquierda, falta de atención, dificultades al recortar o al sujetar el lápiz, al atarse los cordones, invertir letras y números, escritura en espejo, falta de concentración al leer y escribir, mala gestión del tiempo y desorganización de la zona de estudio, trabajan con lentitud y les cuesta adaptarse a los cambios, son algunos de los síntomas, aunque puede que no aparezcan todos.

La dislexia dificulta la comprensión lectora, leen y no entienden y después de leer cuatro veces lo mismo, es tanto el esfuerzo que terminan por abandonar el libro, aun teniendo un buen nivel de motivación e implicación.

Las nuevas tecnologías son un interesante recurso para los niños con dislexia, pues permiten el aprendizaje de la lectura de una forma diferente, mediante el juego, así como un método de escritura más sencillo.

Es imprescindible que se implante un plan de detección temprana de dislexia en todos los centros escolares, pues muchas veces, la dislexia queda encubierta por otras habilidades del niño o niña y no se descubre hasta que llega el fracaso escolar. Luz Rello, investigadora lingüista, a la que se le ha concedido el Premio Fundación Princesa de Gerona Social, ha creado junto a sus colaboradores un software para la detección temprana de la dislexia, así como un programa de apoyo a la ortografía. En esta entrevista, Luz Rello, lo explica a la perfección.





Luz Rello, dentro del proyecto "Un espejo en el que mirarte", Plan de Igualdad, escribió una carta muy motivadora a unas alumnas del CEIP Atalaya (Granada) y que leo cada vez que necesito un empujón. Muchas gracias desde aquí a Luz, por esa inyección de ánimo.


Carta de Luz Rello a unas alumnas


Recomiendo el reportaje de DocumentosTV "Palabras al viento"







Entrevista a Steven Spielberg sobre dislexia.






La dislexia también merece hacerse visible. En educación, son muchas las batallas a lidiar.



viernes, 16 de septiembre de 2016

PALIZAS QUE MARCAN

Hace bastantes años, pero sigue estando en mi retina como si fuese ayer.

No lo viví  en mis carnes, pero estaba allí y no hice nada, nadie hizo nada por evitarlo, solo mirábamos aterrados, como espectadores mudos, como niños temblorosos que es lo que eramos. Hoy, casi cuarenta años después, todavía duele, no puedo evitar que broten las lágrimas al recordarlo.

En ese colegio, uno de los más grandes y “mejores” de Valencia, Público, bueno Nacional, como se decía entonces y mixto, aunque todavía hacían Educación Física por separado, los chicos con los chicos y las chicas con las chicas. Aquí, en el centro de Valencia, era difícil conseguir plaza, por eso la mayoría de maestros que había eran viejos y franquistas, de la vieja escuela.

Íbamos a tercero de E.G.B (Educación General Básica), tercero D, en aquella época, los “listos” iban al “A” y los torpes al “D”. No quiero describir al maestro, para no hacerme mala sangre y porque no está bien hablar mal de los muertos.

Estábamos  haciendo un examen, cuarenta niños de ocho años en clase, cuando de repente, se levanta Don Francisco, regla en mano, una vara maciza de madera y empieza a descargar su frustración sobre dos indefensos niños, de los que no diré sus nombres para salvaguardar su privacidad. No les pegaba suavemente, ni en la mano, les pegaba con rabia, en todo el cuerpo, con saña, descargando toda su ira. Los niños a los que había levantado de sus sillas y tirado al suelo a base de palos, estaban ahí, tirados, acurrucados, llorando y chillando. No apareció nadie, nadie paró aquello, a los que estabamos allí, nos pareció una eternidad, duró hasta que el señor se desfogó y se cansó. El pánico se reflejaba en los ojos de todos los niños, pero sobretodo en las víctimas de la agresión.

Por cierto, no he dicho el motivo de tan gran paliza, según dijo “el maestro” se estaban copiando.

Aquel episodio, lejos de someternos, como supongo que sería su objetivo, creó una generación de jóvenes rebeldes, que a día de hoy, aunque ya no tan jóvenes, lo seguimos siendo.

Cuando ves una injusticia y no haces nada por evitarlo, eres tan culpable como el que la está cometiendo.

En la actualidad, cuentas esto y parece algo que pasó hace muchísimos años, a tus abuelos, en algún lugar de la España más profunda que puedan imaginar. Menos mal, que los tiempos cambian y la gran mayoría del colectivo docente de hoy, aunque con pocos recursos, mucho esfuerzo y hasta donde les permite la ley, una de tantas, educan con nuevas metodologías y más corazón que antaño.








lunes, 12 de septiembre de 2016

LECCIONES

Para aprender una lección, cada uno debe tropezar con sus propias piedras, poco sirve lo que te hayan contando y los avisos dados, no aprenderás hasta que te des de morros. Vamos encontrando piedras en el camino, unas las esquivamos, con otras nos damos de lleno, pero ahí seguimos, caminando con las rodillas peladas.

Trasladando esto a la educación ¿A qué nos dedicamos los padres? ¿Vamos retirando las piedras que hacen difícil el camino de nuestros hijos? ¿Qué estamos sembrando en nuestros hijos? ¿Les dejamos crear su propio auto-concepto? ¿O por el contrario se lo creamos nosotros?






Los padres de hoy, queriendo evitar sufrimiento a los niños, ejercemos una sobreprotección nada positiva, creando pequeños tiranos, que exigen sin entregar nada a cambio, solo porque creen que lo merecen.

Debemos mostrarles el camino, acompañarles, pero no hacerlo por ellos, dejemos que descubran por sí mismos.

Los padres debemos guiar, pero no dar todo hecho. Si los niños quieren algo deben ganárselo. Si lo hacemos todo nosotros, después no nos extrañemos cuando nos lo exijan.







viernes, 9 de septiembre de 2016

EL JARDÍN DE LA EDUCACIÓN

Si estás pensando en tener un jardín, deberías saber que es una responsabilidad, requiere muchos cuidados y un gran esfuerzo, hay algunos que son divinos y otros que parecen abandonados.


Es imprescindible ocuparse del jardín a diario, escoger las semillas  que plantamos con sumo cuidado. Todas las plantas necesitan agua, pero cuidado, un exceso podría pudrir las raíces, y la falta de agua, puede secarlas. Son tan importante las raíces que se ocultan bajo tierra como las bonitas flores que vemos. 

Riégalas, disfrutando de lo que haces, mostrando tu mejor sonrisa, y da las gracias por poder disfrutar de tu jardín, algunos quisieran uno y no pueden acceder a él.


Las plantas necesitan luz, aléjalas de la oscuridad.

Ten paciencia, la mayoría de las plantas, salvo alguna excepción, tardan en florecer.




Cuando veas que las flores van creciendo, no las cortes, es mucho más bonito verlas crecer libremente.

Si a pesar de estos cuidados, tu planta se tuerce un poco, siempre puedes ponerle un tutor. Ten en cuenta que todas las plantas no son iguales y adapta los cuidados a las necesidades de tus plantas.

Si alguna planta empieza a marchitarse, no desistas, a lo mejor no está en el lugar adecuado, ayúdale a encontrar su sitio.

Recuerda podar las ramas secas y eliminar las malas hierbas, eso afea mucho un buen jardín.

Debemos cuidar todos los jardines, son la fuente de oxígeno de nuestra sociedad y a todos nos gusta notar el olor a tierra mojada cuando llueve.




Los mejores jardineros siempre hacen florecer las más bellas flores.


martes, 6 de septiembre de 2016

VUELTA AL COLE CON ALEGRÍA

No pretendo en esta entrada mostrar un tono pesimista, ya que este curso se inicia con más incertidumbre que de costumbre y requiere más que nunca grandes dosis de ilusión.

Mi intención es despertar en las familias un espíritu luchador para defender la educación de todos los niños, sean cuales sean sus características. Cambiar la competitividad por el cooperativismo  y la desmotivación por la ilusión.

Es bien sabido, que la unión hace la fuerza y unión, lo que se dice unión, se ve bien poca, situación de la que se aprovecha la clase política, aprobando leyes educativas sin contar para nada con los interesados. Atando de pies y manos al profesorado y abocando a muchos alumnos al fracaso escolar más absoluto.

Las Asociaciones de Madres y Padres, en su mayoría, se limitan a la gestión del reparto de libros de texto, alguna colaboración en la Semana Cultural y poco más.

Otros padres, sobretodo madres, se dedican a hablar mucho en la puerta del colegio, pero a la hora de la verdad, son pocos los que se involucran para un mejor funcionamiento de la escuela que queremos.

¡Se puede decir más alto, pero no más claro!

Si nos unimos, podemos parar la #LOMCE y las #REVALIDAS
Pintemos de colores esta oscura realidad.

Y no olvidéis cargar las mochilas con lo más importante, mucha, mucha ilusión.


¡FELIZ CURSO A TODOS!