viernes, 9 de septiembre de 2016

EL JARDÍN DE LA EDUCACIÓN

Si estás pensando en tener un jardín, deberías saber que es una responsabilidad, requiere muchos cuidados y un gran esfuerzo, hay algunos que son divinos y otros que parecen abandonados.


Es imprescindible ocuparse del jardín a diario, escoger las semillas  que plantamos con sumo cuidado. Todas las plantas necesitan agua, pero cuidado, un exceso podría pudrir las raíces, y la falta de agua, puede secarlas. Son tan importante las raíces que se ocultan bajo tierra como las bonitas flores que vemos. 

Riégalas, disfrutando de lo que haces, mostrando tu mejor sonrisa, y da las gracias por poder disfrutar de tu jardín, algunos quisieran uno y no pueden acceder a él.


Las plantas necesitan luz, aléjalas de la oscuridad.

Ten paciencia, la mayoría de las plantas, salvo alguna excepción, tardan en florecer.




Cuando veas que las flores van creciendo, no las cortes, es mucho más bonito verlas crecer libremente.

Si a pesar de estos cuidados, tu planta se tuerce un poco, siempre puedes ponerle un tutor. Ten en cuenta que todas las plantas no son iguales y adapta los cuidados a las necesidades de tus plantas.

Si alguna planta empieza a marchitarse, no desistas, a lo mejor no está en el lugar adecuado, ayúdale a encontrar su sitio.

Recuerda podar las ramas secas y eliminar las malas hierbas, eso afea mucho un buen jardín.

Debemos cuidar todos los jardines, son la fuente de oxígeno de nuestra sociedad y a todos nos gusta notar el olor a tierra mojada cuando llueve.




Los mejores jardineros siempre hacen florecer las más bellas flores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario