domingo, 13 de noviembre de 2016

EL VUELO DE LAS MARIPOSAS

Me fascina el mundo de las mariposas, me quedo absorta, podría pasarme horas observándolas, como aletean, si van solas, en pareja o en grupo, toda esa variedad de vivos colores, de tamaños y formas, la majestuosidad de su vuelo y sus movimientos.

Existen mariposas diurnas y nocturnas, que duermen durante el día y se camuflan para no ser comidas por pájaros y otros depredadores. Las mariposas nocturnas pueden volar en la oscuridad de la noche. Las mariposas tienen como una lengua enrollada debajo de la cabeza que utilizan a modo de pajita para absorber el néctar.


                                   

Algunas personas estamos destinadas a perder el tiempo, según los cánones de esta sociedad toda actividad que no tenga como fin la productividad es una pérdida  de tiempo, yo no lo veo así, para mí, es tiempo dedicado al descubrimiento, a la observación de otros mundos, de otras especies, al conocimiento, en definitiva.

De repente, algo te llama la atención y desencadena la búsqueda, necesitas saberlo todo sobre eso que te ha llamado la atención, necesitas descubrir.

Hoy he visto en Instagram un grafiti que decía algo así como “La búsqueda no es más que un obstáculo para encontrar”, no estoy nada de acuerdo con esto, la curiosidad, las inquietudes te llevan a la búsqueda y la búsqueda al descubrimiento.

A veces algunos descubrimientos resultan un tanto decepcionantes y vale la pena dejarlos inconclusos, pero como reflexión final, me pregunto:

¿Qué sería de la vida si nos conformáramos con lo que nos es dado?


“No te conformes, duda, busca, descubre, vuela, vive”

No hay comentarios:

Publicar un comentario