sábado, 31 de diciembre de 2016

FELIZ 2017

Al límite de 2016, miro hacia atrás y veo  un año de lágrimas y risas, porque la vida está hecha de eso, de emociones, emocional y racional en su justa medida.

Un año de retos, en los que he iniciado nuevos proyectos. También un año de tropiezos, pero con ganas de levantarme de nuevo y seguir caminando gracias a esas personas que siempre han estado ahí, cerca o lejos, pero tendiéndome la mano y llenando mi vida de momentos inolvidables. Familia, amigos reales o virtuales, no por ello menos importantes y personas a las que sin conocer de nada he ayudado o me han ayudado sin pedir nada a cambio. Un año de correr tras sueños, que cuanto más te acercas, más lejos parece que se van… Seguiremos tras ellos sin desfallecer, porque son sueños que merecen la pena, sueños familiares, laborales, educativos, políticos, sociales, en definitiva, sueños porque un mundo mejor es posible.


Que 2017 venga lleno de ilusiones y sueños que hagan nuestro día a día inolvidable, tenemos 365 días por delante para ser felices, no los desperdicies.

                                   ¡FELIZ 2017!

                                                     

                                              





miércoles, 28 de diciembre de 2016

PACTO POR LA EDUCACIÓN

Tenemos un sistema educativo a punto de resquebrajarse, como nos atrevamos a modificarlo de nuevo. No necesitamos cambiar el sistema, necesitamos uno nuevo y por fin, nuestros gobernantes se han decidido a hacer bien las cosas, poniéndose en contacto con representantes de las comunidades educativas para la elaboración del pacto por la educación, llegando a importantes acuerdos iniciales.

Es necesario un cambio en el proceso de selección de docentes, así como en la formación inicial y continua de los mismos. Todos los estudiantes que quieran dedicarse a la docencia, recibirán formación práctica, conociendo así la diversidad de las aulas desde un principio, por si se arrepienten y prefieren dedicarse a otras profesiones menos arriesgadas. Desaparecen las oposiciones de acceso a la docencia, cambiándose por otras pruebas en las que realmente se demuestre la vocación docente.

Todos los docentes gozarán de formación continua en horas lectivas, disponiendo en todos los centros de maestros de reserva para cubrir guardias o sustituciones de última hora, en caso de que no haya ninguna sustitución que cubrir, darán apoyo en las aulas que más lo necesiten.

Queda totalmente prohibido instalar barracones en los centros y todas las aulas contaran con aire acondicionado, o al menos con mesas y sillas suficientes.



Disminuye la ratio a 15 alumnos y un máximo de 2 alumnos con NEE por grupo. Se antepondrá el aprendizaje cooperativo al competitivo. Se eliminan los libros de texto, los deberes, los exámenes, la evaluación y las notas. Los alumnos podrán leer lo que quieran y no tendrán que hacer fichas de lectura. Los niños aprenden divirtiéndose y les gusta tanto la escuela que hay que sacarlos a la fuerza.








Además, la atención a la diversidad se realizará en el aula, aulas inclusivas, sin que sean los alumnos los que tengan que salir de clase.

Nos olvidaremos del trilingüismo y le daremos más importancia a la educación emocional.

Los  padres y madres colaboraran de forma activa con los centros educativos.

La educación será gratuita de verdad, no dejaremos a ningún  joven en el camino, evitando que nuestros talentos tengan que cruzar fronteras en busca de un futuro mejor.


¡Qué tiemble Finlandia!

viernes, 23 de diciembre de 2016

EL LABERINTO DE LAS ALTAS CAPACIDADES

Desde que un niño nace, los padres son los primeros que se dan cuenta que su hijo es diferente, tiene algo especial, duerme poco, es inquieto, curioso, aprende rápido, es perfeccionista, cuando va creciendo su vocabulario no es el que se corresponde a su edad y otras situaciones que llaman la atención.

Cada niño es diferente y no todos aprenden a leer a temprana edad, pueden tener otros intereses, algunos gatean muy pronto, otros aprenden a andar con pocos meses. Mi hijo con solo dos años reconocía “La noche estrellada” de Van Gogh.

Cuando empiezan el colegio, si se trata de un aula tradicional, enseguida se hacen notar, son niños que se aburren y no permanecen demasiado tiempo sentados, si les obligan a estarlo, tienen la capacidad de abstraerse.

Como madre puedo decir que no ha sido fácil, antes de llegar a la detección de las altas capacidades.

Llega un momento que no sabes cuál es el diagnóstico correcto, dudas de las altas capacidades, si puede ser una doble o múltiple excepcionalidad.

No se trata de buscar culpables de los malos resultados académicos y de la falta de integración de los niños, si no que nuestros hijos reciban la educación que se merecen y está reconocida por ley. He comprobado que trabajando codo con codo con los docentes, el curso ha funcionado a la perfección, incluso sin necesidad de apoyo, descartando métodos de aprendizaje que no funcionaban y utilizando la motivación como principal herramienta de enseñanza, tanto en casa como en la escuela.

Si uno de los dos pilares fundamentales de la educación (familia y escuela) fallan, la desmotivación hace su aparición, y si fallan los dos, el fracaso es estrepitoso.

Sé, por experiencia propia, que el camino es largo, que se hace cuesta arriba y a veces faltan las fuerzas, pero no hay que desfallecer, tenemos que seguir dando visibilidad a las altas capacidades, donde, cuando y ante quien haga falta.



La educación inclusiva es necesaria para todos los niños, los nuestros también y debemos hacer que sea una realidad.


La inteligencia es un don, aunque no atendida adecuadamente puede llegar a ser una maldición. 

miércoles, 21 de diciembre de 2016

SUERTE

Como la abuelita del anuncio de la lotería, me he dado cuenta antes del sorteo de Navidad que ya nos ha tocado el gordo. Pensamos que un bombo lleno de números nos traerá la suerte, casi todos nos empeñamos en jugar, por si acaso. Pero la suerte es otra cosa.

Suerte son esas redes personales que vamos creando a lo largo de nuestra vida, las vamos tejiendo entre familiares y amigos. Esas redes, que son tan fuertes, que te permiten lanzarte al vacío, aunque a veces en un vuelo directo a estrellarte, sabiendo que te protegerán y no te permitirán llegar al suelo, que siempre tienes cerca una mano a la que aferrarte.





Suerte es cada vez que la vida te regala un nuevo día en el que estar junto a los tuyos, viendo crecer a tus hijos, suerte es tener salud y tener ilusiones para continuar aún en la adversidad.






Gracias a toda mi red por acompañarme en este vuelo.

Feliz Navidad a todos los desencadenados y a los que luchan cada día por arrancarse las cadenas y de esos que nos encadenan y las van apretando poco a poco, no os preocupéis, hacedles un guiño que eso los desconcierta.





domingo, 18 de diciembre de 2016

PARA NO OLVIDAR... #MemoriaHistorica

Dicen que en esta vida no eres nadie si no has hecho tres cosas, plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Arboles he plantado varios, garroferas, pinos y olivos. Hijos, tengo uno que vale por cuatro y del que me siento muy orgullosa. Me falta escribir el libro y la verdad, que llevo tiempo dándole vueltas al asunto, no es que me guste escribir, siempre he dicho que escribo para no olvidar, la memoria es frágil y termina fallando, mientras que la palabra escrita, perdura en el tiempo, puedes leerla tantas veces como lo necesites, para recordar, para sonreír, para superar miedos, incluso para llorar y desahogarte. No, no me gusta escribir, pero se ha convertido en una necesidad, una forma de comunicación para defender lo que es justo. Además, lo maravilloso de la escritura es que puedes dejar volar tu imaginación, ceñirte a la más absoluta realidad o una mezcla de ambas.

Tenía que decidir sobre que escribir y esta decisión me llevó tiempo, escribir historias de mujeres memorables, de amores eternos o contrariados, del drama de la inmigración, historias para jóvenes, recordé libros leídos hace mucho tiempo y frases de los mismos, soy muy de extraer esa esencia.

Del “Libro del desasosiego” de Fernando Pessoa, hay muchas frases memorables, pero me quedaré con una:

“Siento, al sentirla, una gran esperanza, pero reconozco que la esperanza es literaria. Mañana, primavera, esperanza –están unidas en música por la misma intención melódica; están unidas en el alma por el mismo recuerdo de una igual intención.”

Otro de los que me vino a la mente fue “La lluvia amarilla” de Julio Llamazares:

“Es extraño que recuerde esto ahora, cuando el tiempo ya empieza a agotarse, cuando el miedo atraviesa mis ojos y la lluvia amarilla va borrando de ellos la memoria y la luz de los ojos queridos… ¿Cómo olvidar aquellos ojos fríos que se clavaban en los míos mientras trataba de romper el nudo que aún quería inútilmente sujetarles a la vida?”

Fueron muchos libros, tal vez demasiados para poder centrarme en un solo tema.

En “El faro de la última orilla” de Stephen Marlowe hay una carta de Griswold a Greeley digna de mención:

“Le ruego que no condene a Edgar Poe tan apresuradamente. Tal como usted dice, él -ha difamado a una dama eminente en la literatura- ¿Pero tanto como para fustigarle así? Piense que Poe no ha tenido ciertas ventajas sociales que entrañan el… ¿el código de conducta, podríamos decir?... Por el cual se rigen los caballeros…”

Y entre mis preferidos: “Dios vuelve en una Harley” y Dios vuelve en una Harley: El regreso”. Respondiendo a la llamada silenciosa de Christine, Joe (Dios) regresa cuando más se le necesita y le recuerda:

"Recuerda que no has dejado de amar ni a tu marido ni a tu trabajo. Has dejado de amarte a ti misma.
Si quieres saber cuál es tu objetivo, mira en el espejo.
 Esfuérzate por no volver a separarte jamás de tu cuerpo.
Deléitate sabiendo que eres una artista, una chamán, una sanadora".

Pensé en escribir poesía pero no me sentía cómoda y fue leyendo una entrevista a Almudena Grandes, hablando de la posguerra, del hambre, de la memoria, cuando lo descubrí, ella me abrió los ojos, me erizó la piel y me estrujó las entrañas, entonces supe que ese era el tema sobre el que quería escribir. No permitir que la desmemoria se apodere de nosotros, todavía quedan muchos cuerpos que recuperar de las cunetas, entre ellos el del gran Federico García Lorca.

Hubo un tiempo en que nos callaron la boca, apareció el miedo a perder el trabajo o a no encontrar uno, pero lo bueno que tenemos los perdedores es que cuanto más nos dan, más nos crecemos.







Así es como empecé a darle forma a “Dignidad en la posguerra y otros relatos de la España del hambre”.

En el proyecto inicial pretendo escribir sobre guerra, posguerra, dictadura, transición, señoritos y sirvientas, rojos y fascistas, nacimientos en cárceles, la escuela, el golpe de estado, huidas, la crisis, el paro, los desahucios, pues la España del hambre sigue vigente a día de hoy.

Estoy recopilando testimonios por lo que cualquier aportación es bienvenida.

“No puedo dejar de pensar que los novelistas podrían tomar nota de que los chinos, a pesar de que construyen sus casas de arriba abajo, tienen el suficiente sentido común para empezar los libros por el final”. Marginalia.


sábado, 17 de diciembre de 2016

JUGANDO CON LA POESÍA

Vamos a jugar con la magia de la poesía y transformar los dibujos del poema de Jorge Guillén en palabras y descubriremos a que se dedica Antonio, el protagonista de "Manera actual de ser niño".





JORGE GUILLÉN

MANERA ACTUAL DE SER NIÑO

Antonio viaja que viaja

por tierra, por mar, por aire

va de un continente a otro

porque el mundo ya no es grande,

mira desde su avión

cordilleras y ciudades

como si, soñando aún,

sobre algún mapa trazase

con el dedo rutas, rumbos.

¿Ser hombre es estar de viaje?


Gracias a iniciativas como #Poema27 y #Dibujamelas fomentamos la lectura de la poesía, uno de los géneros más olvidados de nuestra literatura.


viernes, 16 de diciembre de 2016

#Poema27 #Dibujamelas

He seleccionado un par de poemas para #Poema27 y #Dibujamelas , el primero es Canción primaveral de Federico García Lorca, que nos explica como al volver los niños, el silencio se transforma en risas y alegrías.






                                                         
El segundo es un poema de Jorge Guillén hecho con pictogramas para descubrir el título.
Espero que os gusten. Por cierto, ¿no os suena la cara del pirata? Seguro que se parece a alguno de vuestros piratillas.