sábado, 31 de diciembre de 2016

FELIZ 2017

Al límite de 2016, miro hacia atrás y veo  un año de lágrimas y risas, porque la vida está hecha de eso, de emociones, emocional y racional en su justa medida.

Un año de retos, en los que he iniciado nuevos proyectos. También un año de tropiezos, pero con ganas de levantarme de nuevo y seguir caminando gracias a esas personas que siempre han estado ahí, cerca o lejos, pero tendiéndome la mano y llenando mi vida de momentos inolvidables. Familia, amigos reales o virtuales, no por ello menos importantes y personas a las que sin conocer de nada he ayudado o me han ayudado sin pedir nada a cambio. Un año de correr tras sueños, que cuanto más te acercas, más lejos parece que se van… Seguiremos tras ellos sin desfallecer, porque son sueños que merecen la pena, sueños familiares, laborales, educativos, políticos, sociales, en definitiva, sueños porque un mundo mejor es posible.


Que 2017 venga lleno de ilusiones y sueños que hagan nuestro día a día inolvidable, tenemos 365 días por delante para ser felices, no los desperdicies.

                                   ¡FELIZ 2017!

                                                     

                                              





No hay comentarios:

Publicar un comentario