miércoles, 28 de diciembre de 2016

PACTO POR LA EDUCACIÓN

Tenemos un sistema educativo a punto de resquebrajarse, como nos atrevamos a modificarlo de nuevo. No necesitamos cambiar el sistema, necesitamos uno nuevo y por fin, nuestros gobernantes se han decidido a hacer bien las cosas, poniéndose en contacto con representantes de las comunidades educativas para la elaboración del pacto por la educación, llegando a importantes acuerdos iniciales.

Es necesario un cambio en el proceso de selección de docentes, así como en la formación inicial y continua de los mismos. Todos los estudiantes que quieran dedicarse a la docencia, recibirán formación práctica, conociendo así la diversidad de las aulas desde un principio, por si se arrepienten y prefieren dedicarse a otras profesiones menos arriesgadas. Desaparecen las oposiciones de acceso a la docencia, cambiándose por otras pruebas en las que realmente se demuestre la vocación docente.

Todos los docentes gozarán de formación continua en horas lectivas, disponiendo en todos los centros de maestros de reserva para cubrir guardias o sustituciones de última hora, en caso de que no haya ninguna sustitución que cubrir, darán apoyo en las aulas que más lo necesiten.

Queda totalmente prohibido instalar barracones en los centros y todas las aulas contaran con aire acondicionado, o al menos con mesas y sillas suficientes.



Disminuye la ratio a 15 alumnos y un máximo de 2 alumnos con NEE por grupo. Se antepondrá el aprendizaje cooperativo al competitivo. Se eliminan los libros de texto, los deberes, los exámenes, la evaluación y las notas. Los alumnos podrán leer lo que quieran y no tendrán que hacer fichas de lectura. Los niños aprenden divirtiéndose y les gusta tanto la escuela que hay que sacarlos a la fuerza.








Además, la atención a la diversidad se realizará en el aula, aulas inclusivas, sin que sean los alumnos los que tengan que salir de clase.

Nos olvidaremos del trilingüismo y le daremos más importancia a la educación emocional.

Los  padres y madres colaboraran de forma activa con los centros educativos.

La educación será gratuita de verdad, no dejaremos a ningún  joven en el camino, evitando que nuestros talentos tengan que cruzar fronteras en busca de un futuro mejor.


¡Qué tiemble Finlandia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario